TokioHoteler@s

Tokio hoteler@s para siempre
 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 FAN FIC therci_89 Capitulo 1- 70

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
AutorMensaje
therci_89
Con Tom


Cantidad de envíos : 120
Edad : 27
Fecha de inscripción : 09/11/2008

MensajeTema: Capítulo 13   Vie Nov 14, 2008 10:15 pm

Capítulo 13

Yessy: Bueno es que aquella noche que salí con vosotras…nos intercambiamos los números :$

En cuanto vea a Tom…le voy a matar, decidido, será la buena obra del día …


_____________________________________

Yo: Bueno y que te dijo mi primo – se lo dije con tono casi antipático pero es que estaba enfadada con mi primo
Yessy: En verdad no mucho… sólo me preguntó que tal pasé ése fin de semana, poco más. Pero es muy majo, no?
Yo: Sí, en verdad es buen chico pero es que es un poco golfo… por eso no me hace mucha gracia que se te arrime…¿sabes por dónde voy no?
Yessy: Ahhh, sí pero por eso no te preocupes…sabes yo no te he hablado mucho de mí, pero de momento paso de relaciones serias… ya sabes sólo quiero divertirme un poco – y me guiñó el ojo

En cierto modo, el que Yessy me hubiera dicho eso, me había tranquilizado. Yo ya la había advertido de cómo se las juega mi primo con las chicas y ella me había dicho que ella era igual, ahora si ella aceptaba entrar en su juego, era su problema y las consecuencias que ello conllevara… nadie las sabía. Después de eso ya nos fuimos cada una para nuestra casa.

A pesar de la confesión de Yessy, nada más llegar…estaba deseando que llegara Tom de trabajar para hablar con él. Tampoco le iba a regañar ni nada, ambos son mayorcitos para hacer lo que quieran pero no quiero que le haga daño a mi, por ahora, única amiga por aquí.
Así que como no tenía nada que hacer, después de comer decidí acercarme a la tienda donde trabajaba Tom, así también me daba un paseo. Mi primo trabajaba en una tienda de música. Vendían todo tipo de instrumentos, pero sobre todo guitarras. Le encantaban las guitarras, y la verdad es que sabía tocarla muy bien.
En cuanto llegue a la tienda, lo primero que me encontré fue la cara de sorpresa de mi primo.

Tom: Vaya, vaya, vaya…¿a qué se debe el honor de esta visita? – dijo bromeando
Yo: ¿Qué pasa? ¿No puedo venir a visitar a uno de mis primos favoritos o qué?
Tom: mmmm esto me huele a que quieres algo… - dijo tocándose la nariz
Yo: ¿Qué es lo que te traes entre manos con MI AMIGA Yessy? – solté de golpe, para que evitar lo que tarde o temprano le iba a acabar diciendo
Tom: ¿Yo? Nada mujer nada…
Yo: Vamos Tom, que me ha dicho que la has escrito un mensajito y todo… -dije poniendo los ojos en blanco
Tom: Es que me calló muy bien… y bueno para que negar lo evidente, está bastante bien la chica
Yo: Mira Tom, yo lo único que te digo es que como por tu culpa llegue a distanciarme de ella… lo pagarás caro xD. Y va en serio Tom… es mi única amiga por aquí y no quiero perderla…
Tom: Está bien… te prometo que no haré nada que ella no quiera ^^ - dijo con su gran sonrisa

Al final, tontería tras tontería, me quedé toda la tarde en la tienda con mi primo. La verdad es que, aunque nos pasábamos la mayor parte del tiempo picándonos, me lo pasaba muy bien con él. Es el típico que consigue sacarte una sonrisa aunque tengas el día más negro que puedas imaginarte. Cuando cerró la tienda emprendimos el camino a casa y cuando nos vieron llegar juntos, nuestras madres y Bill nos miraron con caras entre de sorpresa y confusión.

Yo: ¿Qué pasa? No puede una ir a visitar a su primo al trabajo…
Alicia: Claro, claro, pero es raro no sé…
Miriam: Más bien no nos lo esperábamos jaja
Bill: Y que lo digas mamá… Además Alazne, pensaba que yo era tu primo preferido Sad - dijo poniendo un puchero
Yo: Tranquilo, otro día me voy a la peluquería a por ti ^^ - y le di un abrazo
Bill: Bueno, vale, por esta vez pase pero un día me visitas…

Por cierto, he dicho peluquería porque mi primo es peluquero. Bueno más bien es esteticién. Maquillador, peluquero… Le encanta todo ese mundo. Y la verdad es que se le da de miedo. Siempre está bien tener alguien así en la familia, pues te puede salvar de un apuro.
Después del “berrinche” de mi primo, nos pusimos a cenar… Y así iban transcurriendo los días, sin nada interesante en mi vida desde que él se marchó.
Lo intentaba llevar bastante bien, pero el hecho de que en tan poco tiempo te “abandonaran” dos de los hombres que más querías…no era una situación agradable ni recomendable para nadie.

El siguiente fin de semana después de la marcha de Gustav no salí… no tenía muchas ganas, de hecho no soy muy fiestera, pero además así no le echaría tanto de menos. La verdad es que estaba deseando que terminara el fin de semana, porque así podría salir de casa, y al menos vería a Yessy…
El domingo, cuando estaba muerta de aburrimiento me dio por mirar los correos, por si alguien se acordaba de mí. Y efectivamente… tenía otro correo más de Georg…

“Hola Alazne Smile,

¿Cómo te va todo por allí? Espero que ya estés adaptada del todo, ya prácticamente un mes allí. Por aquí va todo mejor de lo que esperaba. Ya estamos trabajando en canciones para dentro de poco empezar a grabarlas en el estudio. Tenemos sesiones de fotos algunos días y todo para ir preparando el disco. Tenemos incluso maquilladores y peluqueros para nosotros solos. Y los chicos del grupo pues son muy majos, me han acogido muy bien y ya soy uno más de la familia. Seguramente tenga que ir para Alemania en un par de semanas, así que espero verte. Ya te diré en qué hotel estaremos para si puedes venir Smile
Cuéntame qué tal todo…amigos, amigas, estudios… tengo ganas de verte ya.
Un beso !”


Me alegré mucho al ver su e-mail y no tardé en responderle, aunque yo no tenía apenas nada que contarle…si que le conté que un amigo se había marchado por unos meses y poco más…No iba a decirle que era un amigo especial ni nada de eso. No sé qué tal le sentaría… al igual que no sé cómo me sentaría a mí verle ya con otra chica que no fuera yo…

Continuará...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kuky Admin
Admin


Cantidad de envíos : 1017
Edad : 30
Localización : Administrando a Tokio Hotel
Integrante Preferido : Bill Kaulitz
Canción preferida : Reden
Fecha de inscripción : 24/09/2008

MensajeTema: Re: FAN FIC therci_89 Capitulo 1- 70   Sáb Nov 15, 2008 2:00 am

ahy k emocionnnnnnnnnnnnnnnnnnnn

_________________
http://tokiohoteleras483spain.blogspot.com/






Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://tokiohoteleras483.forosactivos.net
therci_89
Con Tom


Cantidad de envíos : 120
Edad : 27
Fecha de inscripción : 09/11/2008

MensajeTema: Capítulo 14 - Capítulo 15   Dom Nov 16, 2008 7:25 pm

Capítulo 14

Me alegré mucho al ver su e-mail y no tardé en responderle, aunque yo no tenía apenas nada que contarle…si que le conté que un amigo se había marchado por unos meses y poco más…No iba a decirle que era un amigo especial ni nada de eso. No sé qué tal le sentaría… al igual que no sé cómo me sentaría a mí verle ya con otra chica que no fuera yo…

____________________________________

La verdad es que tenía curiosidad en ver cómo estaba Georg…si el ir adquiriendo algo de fama, y el dedicarse por fin a esto que él siempre había soñado le habría cambiado, o si por el contrario, seguía con los pies en la tierra siendo el mismo chico encantador de siempre.

El resto del domingo lo pasé, al igual que el anterior, viendo películas con mis primos…parecía que se iba a convertir en nuestra especie de ritual de la semana. Así pasábamos algo de tiempo juntos ya que entre diario…entre sus trabajos y mis clases, no es que coincidiéramos mucho en la casa. Nos quedamos viendo películas y comiendo montones de palomitas y chucherías hasta pasada la media noche, pero cuando mis párpados comenzaban a pesar demasiado y aprovechando que se terminaba la que para mi sería la última película de la noche, me despedí de mis primos con un beso a cada uno y me fui a reencontrarme con mi querida cama.

Al día siguiente en clase no pasó nada interesante. Ni siquiera Yessy tenía ninguna novedad que contarme, incluido el que tuviera noticias de mi primo otra vez. Ese mismo día había decidido ir a ver a Bill a la peluquería, comería con él y así le daría una sorpresa. Seguro que le hacía mucha ilusión el tener visita.
Así que eso hice, en cuanto terminó la clase de alemán me dirigí a la peluquería… como era un pueblo no muy grande, se podía ir andando prácticamente a cualquier sitio, y así fui.

En cuanto llegué vi que estaba terminando de echar unas mechas a una chica más o menos de nuestra edad, así que en cuanto terminó entre, para no despistarle y que luego su clienta me echara a mi la culpa. En cuanto terminó, se puso de espaldas a la puerta para colocar unos productos y aproveché a entrar con su despiste y así taparle los ojos.

Bill: ¿Ioana? Ya vale…no me hagas estas bromas – dijo riéndose
Yo: Bueno no me llamo Ioana… me parece muy mal que me confundas con otra primito – dije poniendo pucheros
Bill: Ups…vaya Alazne, es que no te esperaba por aquí…
Yo: Vale, si no te hace ilusión me voy…desde luego no me esperaba esta bienvenida de tu parte. Hasta Tom se alegró más de verme que tú ¬¬”
Bill: Ayysss no te me enfades!! Con lo que yo te quiero! – dijo agarrándome por los mofletes
Yo: Vale, vale lo he pillado Smile
Bill: No creo que todavía no… - y dicho esto me cogió en volandas, y empezó a darme vueltas, yo le decía que parara pero no me hacía ni caso…
X: Ho…vaya, Bill pero que haces jaja

Mi primo me bajó tan rápido que por poco acabo dando un beso al suelo. No se a que se debió esa brusquedad.

Bill: Vaya Ioana… qué sorpresa – ahora entendía que me hubiera soltado de golpe, ésa era Ioana
Ioana: Bueno …que yo sepa trabajo aquí, no sé de qué te sorprendes…
Yo: Bueno ya que Bill no me presenta…yo soy Alazne, la prima del peluquero loco, encantada Smile
Ioana: Pues yo Ioana, la que tiene que aguantar a tu primo el peluquero todos los días xD
Ioana&Yo: jajajaja
Bill: ¬¬”
Yo: Bueno Bill, venía ahora por si querías venirte a comer…os toca parar para hacer el descanso, ¿ no?
Bill: Sí, en cuanto termine con esta clienta podemos irnos
Yo: Ioana, vente tu también claro
Ioana: Gracias, te lo agradezco porque sino me veía comiendo aquí entre secadores y gominas jaja

La verdad es que me encantó Ioana. Era una chica muy abierta y muy simpática. En el poco rato que estuvimos juntas parecía como si nos conociéramos de toda la vida. Estuvimos todo el rato haciendo bromas y casi siempre, la pobre víctima de ellas era Bill. Ya me las pagaría cuando llegara a casa pero ese momento de risas no me lo iba a quitar nadie. Para cambiar sus costumbres, Bill estuvo algo callado. Yo creo que le daba algo de vergüenza tratar a Ioana delante de mí de igual manera que la trataba cuando estaban los dos a solas, trabajando.

El rato de la comida pasó demasiado rápido para mí gusto, aunque demasiado lento para el gusto de Bill. Al menos me daba esa impresión. Cuando llegó la hora de volver al trabajo, yo me dirigí a casa… Me puse mi mp4, que era una gran compañía para los paseos, y me metí de lleno en mis pensamientos.
Lo primero que venía a mi mente cuando comenzaba a pensar era Gustav. El no tenerle cerca provocaba que en los momentos en que estaba sola, fuera cuando más me acordaba de él, porque cuando él estaba no tenía tanto tiempo libre, o al menos el que tenía lo solía pasar con él también.
Y ahora que podíamos pasar mucho tiempo juntos sin miedo a expresarnos… no estaba.
Y justo en ese momento sonaba una canción que definía esta situación a la perfección…

“Tú no sabes, lo que es esto para mí. No imaginas cómo me puedo sentir…después de tanto tropezar y caer al suelo, me llevas junto a ti, me traes el cielo…”

Me moría de ganas por saber lo que pasaba por su cabeza en este momento…

Continuara...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
emo_kaulitz
Loka por los Tokio


Cantidad de envíos : 18
Edad : 21
Localización : con tom en la zimmer 483
Fecha de inscripción : 16/11/2008

MensajeTema: Capítulo 14   Mar Nov 18, 2008 1:19 am

WOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOW

soy tu fan Nº2 porke ya veo k tengo una por delante ehhh kuky!

xd
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.metroflog.com/ratilla_3
therci_89
Con Tom


Cantidad de envíos : 120
Edad : 27
Fecha de inscripción : 09/11/2008

MensajeTema: Capítulo 15   Mar Nov 18, 2008 2:12 am

Capítulo 15

Me moría de ganas por saber lo que pasaba por su cabeza en este momento…

______________________________________

Gustav


Ya llevo casi un par de semanas fuera de mi casa y la verdad es que está siendo algo duro. Al principio me dio más igual separarme de ella, porque sabía que sólo iba a ser un periodo de tiempo el que íbamos a estar separados, pero después podríamos recuperar el tiempo perdido siempre y cuando quisiéramos. Pero ahora que va pasando el tiempo, me siento algo sólo.

Vale, es cierto que yo siempre he sido de buscar momentos de intimidad para reflexionar conmigo mismo o simplemente, estar tranquilo, sin depender de nadie y sin tener nada que hacer. Pero creo que eso me pasaba porque sabía lo que tenía y no lo valoraba lo suficiente. Ahora que no tengo ni a Bill ni a Tom, sé lo que tenía cuando estaba con ellos. Aquí había conocido a gente, claro, pero no tenía nada que ver con la relación y la confianza que tenía con ellos. Y qué decir de Alazne. La prima de mis mejores amigos, y ahora, casi la principal razón de que quiera volver a casa cuanto antes.

No he tenido noticias de ella desde aquella tarde en la granja… Pero claro, la culpa es mía ya que fui yo el que le pedí su e-mail, y no ella. Debería escribirla…¿o tal vez no?
Tampoco la conozco mucho en lo que a relaciones de pareja se refiere. Y no sé si al escribirla la agobiaré o si, por el contrario, al no haberlo hecho ya la estoy perdiendo poco a poco. En verdad tengo muchísimas ganas de poder decirla que ahora que la tengo lejos, haría lo que fuera por poder verla, tocarla…o besarla de nuevo. Pero en cuanto tenga contacto con ella, se va a convertir la protagonista de mis pensamientos y tampoco puedo permitirlo.

Tengo que estar concentrado al 110% en esta oportunidad que me han brindado en el trabajo. Cualquiera pagaría inmensas cantidades de dinero para poder estar aquí, en el lugar donde ahora yo no quisiera estar. Pero tengo que reconocer lo bien que se están portando conmigo y el dinero que están invirtiendo en mi formación…no es algo que yo pueda tirar por la borda.

Además mis compañeros me tratan muy bien. He conocido una chica de nuestro pueblo, que va a empezar a trabajar en el aeropuerto, igual que yo. Del mismo modo que los demás. Me ha hecho compañía cuando he estado sólo… Aunque demasiada compañía para mi gusto.
Me lo paso bien con ella pero cada vez que estoy con ella me imagino qué pasaría si en vez de ser esa chica, fuera Alazne la que estuviera compartiendo ese tiempo aquí conmigo…

Definitivamente…iba a hacer algo mejor que escribirla un simple mail. Como era fin de semana y le había dicho a Martha,(que así se llamaba mi compañera del curso) que no iba a poder ir con ella… me dirigí en busca de una cabina. Por suerte tenía una muy cerca del piso donde viviría, además tenía buenas noticias que comunicar en Alemania.

Conversación telefónica:

X: ¿si? ¿Quién es? – dijo una voz dulce, tal como la recordaba
Yo: Hola Alazne – al escucharla, me había quedado en blanco y tardé en conseguir que las palabras salieran de mi boca
Alazne: ¿Gustav? Madre mía, no me esperaba tu llamada – dijo muy contenta
Yo: ¿Qué tal estás? – no sabía como tratarla después de lo que pasó
Alazne: Muy bien. ¿Qué tal te está yendo el curso? Espero que te estés aplicando eh
Yo: Claro que sí mujer, ni que no me conocieras…y ¿sabes? Tengo buenas noticias
Alazne: dime dime, no me hagas esperar…
Yo: Como el curso ha ido mejor de lo que esperaban…sólo me tendré que quedar un mes y medio en lugar de dos – le dije ilusionado
Alazne: así que en un mes te tengo por aquí de vuelta…. – y dio un suspiro
Yo: ¿Qué pasa? Pensé que te alegrarías…
Alazne: Claro que me alegro tonto! Estoy desenado que vuelvas…-dijo en tono bajito
Yo: La verdad es que yo también quiero volver, pero sobre todo, quiero estar contigo
Alazne: Calla, no me digas esas cosas que soy de lágrima fácil, ¿eh? – dijo medio riéndose
Yo: Vale, vale…y disculpa que no haya contactado contigo antes… es que pensé que cuanto más contacto tuviera más iba a querer volver, espero que no te haya molestado…
Alazne: La verdad es que tenía mucha curiosidad por ver qué tal te iba… pero veo normal lo que dices, en cuanto cuelgue voy a ser yo la que va a querer ir donde estas jaja
Yo: En ese caso…creo que voy a colgar YA! Jajaja
Alazne: Qué tonto eres Gustav jaja… pero sí deberíamos ir colgando porque te va a subir una factura que verás cuando te toque pagarla
Yo: Sí la verdad es que sí… bueno que sepas que voy a llegar justo para la fiesta que se celebra en la universidad antes de navidades…así que ve preparándote
Alazne: ¿Cómo? ¿Por qué nadie me ha avisado de eso? – dijo algo nerviosa
Yo: Tranquila que llegaré alguna semana antes y podremos preparar todo… bueno ahora si que voy a ir colgando
Alazne: Que sepas que te echo de menos ¿eh? Un beso guapo
Yo: Yo también a ti… un beso!

Y cuando la línea justo se había cortado dije lo que no me había atrevido a decirla… “te quiero”, y después colgué el teléfono.

Al menos sólo quedaba un mes para verla…que esperaba que me pasara rápido, o sino no sé qué iba a hacer aquí tan solo.

Al día siguiente, como era lunes, volvía a tener el curso de formación… era entretenido pero acababa cansando cuando te pasabas tanto tiempo intentando escuchar lo mismo. En el descanso que siempre nos dejaban para comer, fui como siempre al comedor donde nos podíamos coger lo que quisiéramos, era tipo buffet de un hotel, y oí cómo alguien me llamaba por detrás.

Martha: Ey Gustav, ¿dónde vas tan solo? – me dijo demasiado sonriente
Yo: Pues nada, a comer algo como todos los días… ¿qué haces tu hoy por aquí? – le pregunté extrañado porque nunca comía en el comedor
Martha: He decidido que a partir de ahora comeré por aquí… así puedo estar con mis compañeros y eso… - dijo dándome con el codo, cosa que no me insinúo nada bueno
Yo: Claro, así no estás sola
Martha: Y tú tampoco ^^

Nos fuimos a sentar en la mesa donde yo siempre me sentaba y ella, más que comer, hablaba. Y qué manera de hablar…nunca había estado con alguien que pudiera hablar tanto y tan rápido...

Continuará...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kuky Admin
Admin


Cantidad de envíos : 1017
Edad : 30
Localización : Administrando a Tokio Hotel
Integrante Preferido : Bill Kaulitz
Canción preferida : Reden
Fecha de inscripción : 24/09/2008

MensajeTema: Re: FAN FIC therci_89 Capitulo 1- 70   Mar Nov 18, 2008 2:17 am

AHY madre..... k vuelva protno gustav jejejej
dnd as dicho k esta la pelu de bill'¡¡¡
estaria to el dia cortandome las punta jJAJAJAJAJ
aki en el foro ya tienes dos super fans¡¡¡¡¡¡
kussesssssssssssssssssssss

_________________
http://tokiohoteleras483spain.blogspot.com/






Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://tokiohoteleras483.forosactivos.net
therci_89
Con Tom


Cantidad de envíos : 120
Edad : 27
Fecha de inscripción : 09/11/2008

MensajeTema: Re: FAN FIC therci_89 Capitulo 1- 70   Mar Nov 18, 2008 2:25 pm

aysss ke ilusión que os guste de verdad....hoy a ver si os subo más capps!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
therci_89
Con Tom


Cantidad de envíos : 120
Edad : 27
Fecha de inscripción : 09/11/2008

MensajeTema: Capítulo 16 - Capítulo 17 - Capítulo 18 - Capítulo 19   Mar Nov 18, 2008 2:32 pm

Capítulo 16

Martha: Joe Gustav…no me hablas nada, y yo no me callo…- me decía
Yo (de manera que no pudiera oírlo): ya se nota ya… ¬¬”
Martha: Bueno pues te pregunto….para saber más de ti y esas cosas, ¿te importa?
Yo: No, claro – sino qué la iba a decir…
Martha: ¿Qué tal vas de amores?
Yo: ¿Cómo? – no podía creer que se tomara esas confianzas conmigo
Martha: Sí ya sabes…si tienes alguna chica en tus pensamientos y eso – decía muy interesada
Yo: ¿Sinceramente? Sí, y por desgracia he tenido que venir a este maldito curso ahora y no unos meses antes…
Martha: Vaya… no esperaba esa respuesta, pero claro todo lo bueno pronto se acaba
Yo: ¿Y tú qué? Qué tal vas “de amores”... – dije imitando el tono en el que ella lo hizo
Martha: Pues me acabo de enterar de que el chico que me interesa está pillado así que no muy bien…
Yo: Martha…esto… mejor me voy – dije levantándome de la mesa del comedor
Martha: No espera! Tengo algo más que decirte…

Y noté como me agarraba del brazo impidiendo que me marchara de ahí. Pude haber tirado, pero quería evitar esa situación ya que sabía que podía llegar a tirarla al suelo y parecería lo que no era… cuando menos me lo esperaba me dijo al oído “me gustan mucho más los hombres que están pillados “… La miré, se mordió el labio y salí de ahí lo más rápido que pude.

No me podía creer que esto me estuviera pasando a mí. De hecho creo que era la primera vez en mi vida que me pasaba algo así. Justo ahora que, como la había dicho a Martha, estaba encaprichado de otra. No es que me lamentara, ni mucho menos, sino que en toda mi vida me ha pasado nada parecido y siempre cuando menos lo quieres aparece. El mundo es así, no hay que intentar buscarle ninguna lógica.

El resto de la tarde la pasé concentrado el las clases que nos quedaban del curso por la tarde, y en cuanto llegué a casa me limite a ducharme, preparar la cena, cenar e irme a dormir. Bastante había tenido en este día como para tentar a la suerte y que pasara algo más, en la cama estaría a salvo de cualquier historia rara.

Y así fue, ni siquiera un simple sueño me estropeo aquella noche de plácido sueño. Para mi sorpresa al día siguiente cuando llegué al curso no estaba Martha. En parte me sentí aliviado, porque después de lo que me había dado a entender prefería tenerla a una distancia prudencial, y si no estaba, mejor. Aunque por otro lado, la curiosidad me pudo y acabe preguntando a un compañero dónde estaba. Me dijo que ella ya había terminado el curso y había vuelto a Leipzig, nuestro pueblo, para empezar a trabajar de nuevo. Cuando me enteré que iba a trabajar conmigo me alegré, pero eso fue antes de que conociera sus verdaderas intenciones hacia mi.
Esperaba que en el mes que quedaba se encaprichara de otro y me dejara tranquilo y feliz con la nueva vida que me esperaba cuando volviera. Aunque también me dijeron que pasaría de vez en cuando por aquí para recoger cosas que tendría que llevar al aeropuerto.

Cada día que iba pasando me aburría más y más, y se me hacía más duro el seguir allí, lejos de todo y de todos. Iba tachando cada noche, antes de acostarme, los días en el calendario. Era una especie de cuenta atrás… aunque en realidad siempre lo hacía, tenía esa costumbre.

Cuando ya sólo quedaban 2 semanas para volver, vi que tenía un e-mail de Tom. Me impactó bastante ver que Tom se dignaba a escribir un mail a un amigo, ya que conmigo no lo hacía para ligar, claro. Pero, para qué negarlo, me alegró mucho también.

“ ey tío, cómo te va todo?
Espero que bien. Ya me dijo Bill, que se ha enterado que al final vas a volver algo antes. A ver si es verdad porque aunque parezca que no por aquí se te hecha en falta. Espero que para cuando vuelvas tenga novedades que contarte porque por ahora…va mal la cosa tío. Estoy tanteando terreno con la amiga de mi prima, con Yessy… pero no sé qué me pasa, me cae demasiado bien como para usarla como a las demás. Paso de rallarte con mis movidas, tío.

Pero espero que pase rápido el tiempo que te queda para volver porque tienes a mi primita a dos velas y está de un humor…. Jajaja Bueno colega, cuidate! Un abrazo! “


Este Tom… no iba a cambiar nunca, al menos hizo que se me alegrara algo el día porque vaya etapa que llevaba. No tenía nada mejor que hacer así que ya que estaba delante del ordenador me decidí a contestarle.


“Ey Tom!

No me esperaba para nada tu mail que lo sepas. Pero me ha hecho mucha ilusión, me ha llegado al alma (L) xDD No, ahora en serio. Por aquí todo bien, aunque últimamente las clases del curso son un peñazo tío, yo creo que es porque cada día tengo más ganas de volverme. Y no seas tan burro con lo de tu prima tío…

En cuanto a “tu movida”… yo no quiero decir nada pero si todavía no ha pasado nada con esa chica es por algo, si fuera una más ya casi habrías pasado la noche con ella. Piénsalo! Bueno me despido. Un abrazo y enseguida nos vemos!”


La semana pasó…lenta pero pasó…y ya estaba en mi penúltimo fin de semana en este sitio. Estaba en casa tranquilamente viendo la tele cuando de repente llamaron a la puerta…No podía creer lo que veían mis ojos, ella otra vez por aquí…

Martha: Hola Smile
Yo: mmm Hola? ¿Qué haces aquí? – le dije muy confuso
Martha: Nada, es que tuve que venir este viernes a recoger unos papeles para el aeropuerto y tal, y he decidido pasar a hacerte una visita, ¿te pillo en mal momento? – dijo poniendo cara inocente
Yo: No…bueno, pasa si quieres
Martha: Gracias – dijo muy sonriente y entró muy decidida en mi casa
No sabía como había podido cambiar tanto la situación de un momento a otro pero ya que estaba allí, la ofrecí algo para beber. No iba a ser un maleducado. Estuvimos allí charlando un buen rato y cuando yo ya me había bebido unas cuantas cervezas empecé a contarle algo mi vida. No sé por qué lo hice, aunque en parte tenía algunas razones para hacerlo.

Lo primero era que me sentía sólo aquí sin nadie a quien contarle cualquier cosa. Lo segundo era que las cervezas me habían ayudado bastante a hacerlo y lo tercero… buen, realmente solo tenía dos razones.
Empecé a contarla que conocí a Alazne hace no mucho pero que desde el primer momento ambos nos sentimos atraídos. Ella se preguntaba que entonces por qué no había pasado nada hasta ahora, y la dije que ella acababa de terminar una relación con Georg (sí, le di hasta los nombres de todos) y no quería hacer nada hasta sentirse segura de lo que sentía. Mi sorpresa fue cuando al decirla el nombre de Georg y el de Alazne….

Martha: ¿Cómo? No me digas que Georg es Georg Listing… el que ahora es bajista en un grupo conocido de Londres…
Yo: Sí… ¿acaso le conoces?

Continuará...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
therci_89
Con Tom


Cantidad de envíos : 120
Edad : 27
Fecha de inscripción : 09/11/2008

MensajeTema: Capítulo 17   Mar Nov 18, 2008 2:36 pm

Capítulo 17

Martha: Claro…¿cómo no voy a conocerle? Es mi amigo desde que éramos unos críos! – dijo bastante sorprendida
Yo: Vaya, la verdad es que esto si que no me lo esperaba… y ¿cómo os conocisteis?
Martha: Pues siempre coincidíamos en el lugar al que íbamos a veranear con nuestra familia… y como todos los años íbamos, nos fuimos haciendo cada vez más amigos, hasta hoy Smile
Yo: No si va a ser verdad cuando la gente dice que el mundo es un pañuelo…
Martha: ¿Y tú crees que Alazne ha superado ya su relación con Georg? Porque llevaban ya su tiempo juntos…
Yo: Yo creo que sí la ha superado, claro. Si no no hubiera pasado… bueno, que sí lo ha superado.
Martha: Si tú lo dices… sino ya sabes que yo estoy aquí…
Yo: Bueno, creo que ya es muy tarde y quiero irme a dormir, lo siento – vi que iba a saltar alguna de sus insinuaciones y me adelanté – y sí, voy a dormir solo, muy bien, como siempre
Martha: Está bien… ya nos veremos la semana que viene que tengo que volver aquí

Y acto seguido, salió de mi casa. Si ya me costó aceptar que había estado tomando unas cervezas con la tía que me estaba tirando los trastos, imaginaros cómo me quedé cuando me dijo que encima era amiga de Georg.

Narrador

Esa noche, Gustav durmió con cierta dificultad, ya que las cervezas que había bebido le pasaron factura y al tumbarse, veía como si todo el techo se moviera… el llamado helicóptero.
Y a la mañana siguiente, ante el hallazgo que había descubierto, Martha no dudó en telefonear a Georg. En cuanto le hubo contado toda la historia de que Alazne estaba ya intentando algo con otro chico y que ese chico era su compañero de trabajo tan deseado del que en otras ocasiones ya le había hablado a Georg, éste le hizo una confesión a Martha.
Había tratado de evitar decírselo a nadie para intentar olvidarse de ello, pero ya no podía más, y menos ahora que se había enterado de ese notición. Se armó de valor y le dijo a Martha que echaba muchísimo de menos el tener a Alazne a su lado. Que sabía que en parte había hecho bien dejando la relación de pareja porque no iba a poder prestarla el tiempo que se merecía con su nueva vida de bajista famoso, pero en los momentos que no estaba tocando o con el grupo era cuando realmente se daba cuenta de la falta que le hacía.
Esta confesión a Martha la vino muy bien, ya que le dijo que iba a intentar separar a Gustav de Alazne y que tenía todo el tiempo del mundo por delante para lograrlo. Así tanto Georg como ella se saldrían con la suya, aunque más bien lo suyo era simple capricho.
Mientras pasaba todo esto, en Alemania las cosas iban bastante mejor para algunos. Y esas personas eran los hermanos Kaulitz. Ninguno de los dos se había decidido a dar un paso más con sus respectivos romances pero la cosa pintaba cada vez mejor. Bill, compartía todos los días con Ioana, por lo que era muy difícil no darse cuenta de todas las cosas en común que tenían y de lo bien que encajaban. Y por su parte, Tom, mandaba sms de vez en cuando a Yessy, ya que como le confesó a Gustav, sentía que esta chica era distinta a las demás y tenía algo de miedo a la reacción que pudiera tener. O dicho de otra forma, lo que aplicado a Tom podía definirse como principio de atracción más que sexual.

Alazne, pasaba los días bien. Cambiaba su estado de ánimo según los días pero bueno, podríamos decir que lo llevaba lo mejor que podía. Al final Georg no vino a Alemania la vez que la contó en el mail, sino que le dijo que llegaría en una semana más o menos, justo para la misma vez que Gustav, lo que por otra parte era un caos. Aunque la perspectiva de saber que ya sólo le quedaba una semana para que Gustav volviera fue motivo de alegrarle los últimos días de espera que le quedaban. Y lo que más alegría le causaría sería la llamada que recibió de Gustav justo el fin de semana antes de que éste volviera.

Conversación telefónica:

Alazne: Hola Gustav!
Gustav: Hola guapa
Alazne: No te imaginas lo feliz que me hace esta llamada, ya no pensaba saber más de ti hasta que volvieras…
Gustav: Bueno, he decidido darte una sorpresa… y adelantarte algo de lo que pasará el fin de semana que viene…
Alazne: ¿Acaso hay algo mejor que tenerte de vuelta?
Gustav: Sí…me he enterado por ahí que ese fin de semana se van vuestras madres a pasarlo fuera, ¿me equivoco?
Alazne: jaja No no te equivocas…pero eso a qué viene ahora
Gustav: Bueno sólo te puedo decir eso, no voy a adelantarte nada más
Alazne: No, eso no vale, no puedes dejarme así ¬¬”
Gustav: Si que puedo, y es lo que haré, pero no lo tomes a mal, es que es una sorpresa
Alazne: Más te vale que merezca la pena morirme de la intriga toda la semana…


Ellos continuaron hablando más tiempo, pero ya prácticamente de tonterías. Pero justo antes de colgar alguien llamó a la puerta.

Gustav: Espera un momento Alazne…
Martha (bajito al verle con el teléfono): hola Smile
Gustav: Oye te tengo que dejar que me ha venido una visita, ok?
Alazne: Vale…no pasa nada, ya nos vemos en una semana Smile Esperaré impaciente tu sorpresa
Gustav: está bien… (muy bajito) te quiero…
Alazne: Yo también – y colgaron el teléfono


Gustav: Pensé que lo de venir este fin de semana era sólo una amenaza tuya …
Martha: No, claro que no, tenía que venir en serio y aprovecho para, aunque sea, verte
Gustav: Bueno…
Martha: ¿Por qué estás tan feliz? Y no me digas que no…se te nota en la cara…
Gustav: Bueno digamos que el fin de semana que viene… Alazne está sola en casa y la daré una sorpresa
Martha: Pues qué envidia…

Continuará...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
therci_89
Con Tom


Cantidad de envíos : 120
Edad : 27
Fecha de inscripción : 09/11/2008

MensajeTema: Capítulo 18 - Capítulo 19   Mar Nov 18, 2008 3:01 pm

Capítulo 18

Alazne.


Después de la llamada que Gustav me hizo no hice más que tumbarme en la cama, cerrar los ojos y sentirme como si estuviera flotando en un mar de nubes del que nunca me querría bajar. De hecho, me daba miedo incluso abrir los ojos, pues temía que al abrirlos todo lo que había vivido hasta ahora se esfumara en un mísero segundo y así me convertiría en la mujer más infeliz sobre la faz de la tierra.

Estaba tan contenta de que hubiesen pasado ya los casi 2 meses desde que Gustav se fue, y de que encima de todo me fuera a preparar una sorpresa “de bienvenida” cuando debería ser yo la encargada de hacerle eso a él, que no pude resistirme y llamé rápidamente a Yessy.

Conversación telefónica:

Yessy: Si? – dijo algo adormilada, seguro que la había despertado de la siesta
Yo: Yessy…no te imaginas lo que me acaba de pasar...- la dije muy ilusionada
Yessy: No…. Dime… - definitivamente estaba durmiendo ya que hablaba como si le costara pensar cada palabra horas y horas
Yo: Me acaba de llamar Gustav y me ha dicho que me tiene preparada una sorpresa para cuando vuelva!!
Yessy: ¿Perdona? ¿Cómo? – la noticia fue lo que la hizo reaccionar- Pero… que partidazo te has buscado chata
Yo: Ya ves, es un sol… aprende de una que sabe elegir
Yessy: Ya pero tú no puedes hacer que te elijan… eso es cuestión de suerte
Yo: o destino… quién sabe, pero sí tienes razón
Yessy: Yo también tengo algo que contarte…- y esta vez se puso más seria- esto yo…- y empezó a contarme lo que había hecho el día de antes

FLASH BACK (yessy)

Estaba muy aburrida en casa, así que decidí ir a dar una vuelta, ya que no sabía qué es lo que haríais nadie. En esto que andando y andando llegue a una tienda de música. Me llamó mucho la atención porque tenía el escaparate lleno de todo tipo de instrumentos pero sobre todo de guitarras…guitarras preciosas. Bueno, es que me encantan las guitarras aunque no sé tocarla. El caso es que me decidí a entrar y en cuanto abrí la puerta me encontré con tu primo…
Yo: Hola Smile ¿Qué haces tú aquí?
Tom: bueno es que…trabajo aquí, así que como comprenderás… jaja
Yo: Vaya no me había dicho nada tu prima
Tom: Para que veas que soy un cajón de las sorpresas Wink… bueno y… ¿en qué puedo ayudarte?
Yo: La verdad es que sólo pasaba a ver las guitarras…es que me encantan y tengo una pero no sé tocarla apenas
Tom: ¿No? Tienes ante tus ojos a el mejor profesor de guitarra que puedas echarte a la cara ^^
Yo: ¿Estás bromeando no? – dije muy confundida
Tom: Para nada, yo sé tocar la guitarra… no suelo hacerlo delante de gente pero me encantaría poder ayudarte a aprender
Yo: Me parece buena idea…ya hablaremos entonces para ver cuando comenzamos las clases que ahora tengo que irme, pero gracias Tom
Tom: Aquí estoy para servirte, es una pena que tengas que irte ya… pero en cuanto quieras empezar las clases ya sabes cómo y dónde localizarme y sino… pues usa el móvil xD
Yo: Eso haré señorito, eso haré… Hasta luego : )
FIN FLASH BACK


Yo: A ti lo que te pasa es que te está empezando a gustar mi primo… -la dije echándola una mirada picarona
Yessy: Mira…no te lo voy a negar, pero no sé por qué me pasa esto…yo no soy así, soy joven ahora lo que tengo que hacer es divertirme ¡!
Yo: Eso lo decías cuando no habías encontrado a alguien que de verdad valiera la pena…
Yessy: No quiero rallarme ahora Alazne, en serio…
Yo: Bueno tu sólo piénsalo, ya hablamos en clase
Yessy: Está bien, gracias por todo, y me alegro por lo de Gustav. Un beso!
Yo: Otro para ti!! Bye

Fin de la conversación telefónica


Me quedé un rato meditando lo que Yessy me había contado. Es cierto que yo la veía algo más risueña de lo normal, sobre todo los días que venía con noticias de mi primo porque le había escrito algún sms o habían hablado por Messenger. Pero lo que me preocupaba es lo que de verdad pudiera sentir Tom. A pesar de no conocerle mucho, por si forma de ser, sus insinuaciones y los comentarios de Bill y los demás, se puede deducir que era un mujeriego. Básicamente, le gustaba estar siempre con la mejor compañía femenina y a ser posible, cada día una distinta.

Pero esta vez , también es cierto que aunque mostraba interés en ella, no era como en cualquier otra porque sino ambos habrían obtenido su objetivo pocos días después de haberse conocido… Pero eso era algo que tendrían que ver ellos...

Continuará...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
therci_89
Con Tom


Cantidad de envíos : 120
Edad : 27
Fecha de inscripción : 09/11/2008

MensajeTema: Capítulo 19   Mar Nov 18, 2008 3:04 pm

Capítulo 19

Por fin era la última semana de espera, y ya que Yessy no se decidió a pedirle lo de las clases de guitarra a mi primo Tom, no pasó nada interesante. Por la parte de Bill, todo seguía igual con Ioana, los dos eran demasiado tímidos para decirse nada aunque creo que ambos sabían lo que sentían el uno por el otro pero el dar un paso más en aquella gran amistad que habían construido les daba miedo, a la vez que se morían de ganas por hacerlo.

Y después de una semana de clases bastante aburridas y a su vez estresantes, llegó el viernes. Y como ya le conté a Gustav, hoy mi madre y mi tía se iban a pasar fuera el fin de semana con sus respectivas parejas, ya que mi tía estaba separada y ahora tenía un novio con el que llevaba ya bastante tiempo también. Creo que mi madre me contó que se iban a ir a la montaña, a una casa rural para desconectar del pueblo y estar un fin de semana tranquilos.

Alicia: Bueno Alazne, cuando vengan Bill y Tom les avisas que ya nos hemos ido
Yo: Vale mamá…y no os preocupéis que nos portaremos bien – dije poniendo cara de angelito
Miriam: Sí, sí, eso dicen siempre tus primos cuando les dejo solos pero luego…
Yo: Pero eso es porque yo no estaba aquí para poner orden jaja
Alicia: Hija, no me hagas hablar de lo que tú entiendes por órden…
Yo: ¬¬” no tiene gracia
Miriam: Bueno nos vamos ya, que nos están esperando… Ah por cierto, esta mañana dejaron esta carta para ti Alazne, pero no tiene remitente, no sé de qué será
Yo: Que extraño…bueno ahora lo miraré, pero venga iros iros que os esperan vuestros romeos
Miriam&Alicia: jajajaja Adiós!!

Cuando por fin se decidieron a abandonar la casa me fui hacia la cocina, que era donde solíamos dejar el correo que traían, y fui a buscar la carta que me dijo mi tía. Era un sobre blanco, normal, de no ser porque en lugar de llevar escrita la dirección de la casa sólo ponía “Para Alazne”.
Lo que quería decir, que quien fuera que hubiera escrito esa carta se había tomado la molestia de venir a dejarla a la casa personalmente… No pude más con la intriga y abrí rápidamente el sobre, tan rápido que lo rompí casi todo como siempre. Era una negada para abrir cartas. Saqué el papel que había dentro del misterioso sobre y me sorprendí de lo que ví.

Era una carta escrita con letra de ordenador, de estas fuentes que imitan a la caligrafía antigua. La carta decía lo siguiente:

“Por fin estoy de vuelta en casa. Tengo muchísimas ganas de verte. Estate lista sobre las 8 y media en el garaje de tu casa.
Te quiero”


No tenía ninguna duda sobre quien podría haber escrito esa carta. Gustav ya estaba de vuelta, le tenía a escasos metros y tendría que esperar hasta las 8 y media para verle. No quedaba tanto pero le quería tener otra vez a mi lado ya. Pero no iba a estropearle la sorpresa y sería paciente.

Eran las 5…tenía 3 horas y media por delante en las que ahora mismo, no tenía ni idea de qué podría hacer para matar el aburrimiento. Primero me puse a ver la tele… un cana, otro, otro, y otro más, pero nada me entretenía y hacer zapping para ver un poco de todo… acaba siendo no ver nada, así que terminé apagando la tele. Luego probé a leer. Me encantaba mi libro, Amanecer, pero estaba más pendiente de lo que pasaría después que de la historia así que también tuve que dejarlo. Y ya no tenía nada más para poder hacer, bueno sí, podría escuchar música pero sabía que no aguantaría mucho tiempo entretenida con eso así que ni probé. Decidí subir al baño y llenarme la bañera con agua bien caliente… buenísima forma de intentar relajarse. Cuando estaba llena, le eché unos aromas de coco y menta que me compré nada más llegar a Alemania. Me encantaba el olor de coco y mezclado con algo de menta hacía que te relajaras sin problema y además te ayudaba a respirar mejor, sobre todo a mí que en estas épocas comenzaba a estar medio asfixiada por la maldita alergia.

Cuando me fui a desnudar pensé que hacía demasiado frío así que encendí el calefactor y enseguida hizo su efecto, pues el baño no era muy grande y se calentaba enseguida. Podéis imaginar lo bien que se estaba en ese baño, metida en esa bañera y en esos momentos de estrés constante. Cuando quise darme cuenta de la hora eran ya las 7 así que vacíe la bañera y me duché, para lavarme también el pelo, depilarme…en fin adecentarme. ¿Quién sabía lo que me esperaba? Sólo Gustav, así que tenía que ser precavida por si las moscas.
Vale, ya me había duchado y adecentado. Ahora tocaba elegir la ropa. No era mucho de arreglarme…antes solía ponerme más tacones y todo, pero últimamente me estaba volviendo una perezosa y ya ni tacones llevaba. Pero bueno, esta vez intentaría ir con alguna ropa que no fuera tan de “sport”.

Decidí ponerme un jersey largo rojo de manga larga, con unos leggins negros y unas botas de caña alta negras también, pero sin tacón. Las típicas que tienen mini tacón pero que suenan mucho al andar. Ahora…a maquillarse. Opté por no recargarme mucho, así que me puse los polvos de maquillaje, rimmel y colorete. En los labios simplemente me puse un poco de vaselina y listo. Al final, hice tiempo y ya eran las 8 y media. Cuando miré el reloj no podía creer que ya hubiera llegado la hora de volver a verle. Pero tenía tantas ganas… Así que bajé corriendo las escaleras, cogí las llaves, cerré la casa y fui hacia el garaje. Por el camino sentía como si 100 mariposas hubieran creado su propia familia dentro de mi estómago…y vaya mariposas tan inquietas, porque no paraban de volar dentro de mí.

El espacio que separaba la casa del garaje era mínimo pero se me hizo eterno. Cuando por fin llegue a la puerta vi como se abría…él ya estaba allí. Al entrar no pude verle, ya que estaba todo oscuro, pero noté como me ponía una venda en los ojos. Además había puesto una música de ambiente también. Eso fue la gota que colmó el vaso para que echara prácticamente a temblar de los nervios.
Noté como me agarró de la mano y me llevó hasta una silla. A través de la tela notaba algo de luz, por lo que pude deducir que en alguna mesa o algún lugar cercano a donde yo estaba sentada, se había tomado la molestia de colocar velas o alguna lamparita.
Me parecía muy raro que no hablara, pero no quise ser yo quien rompiera ese momento mágico por lo que ni una sola palabra salió tampoco de mi boca. Y sus manos comenzaron a acariciar mi cara… las notaba algo distintas a como las recordaba, pero había pasado más de un mes, así que mi recuerdo fue perdiendo detalles.

En una de sus caricias sus dedos rozaron mis labios… y noté como algo frío y medio líquido también se posaba en el mismo lugar. Pasé mi lengua por mis labios y pude saborear la nata que me había puesto en los labios…Entonces volvió a poner más y esta vez fueron sus labios los que limpiaron los míos. Pero aún cuando la nata se terminó continuamos besándonos…esos besos me eran tan familiares, como si hubiera podido disfrutarlos desde hace mucho tiempo.

Me pareció oír unos pasos fuera de la casa, pero no era momento de preocuparse por esas cosas…Nuestros besos eran cada vez más apasionados, y él fue bajando poco a poco para besarme el cuello. Mi punto débil. ¿Cómo podía saberlo? Y de pronto se abrió la puerta del garaje y noté como se encendió la luz.

X: ¿Pero qué está pasando aquí?
Yo: ¿Gustav?
Era la voz de Gustav la que había entrado ahora en el garaje. ¿Pero entonces a quién había besado? Y lo que es peor…¿quién había sido capaz de engañarme de esa forma? Nada más haber escuchado su voz, me quité la venda y vi delante de mí a Georg.

Yo: ¿Georg? POR QUE HAS HECHO ESTO!!- y no pude evitar que se me inundaran los ojos de lágrimas
Gustav: Ya veo que me has echado de menos… - su cara cruzada por el dolor que le provocaba la situación que acababa de ver me partió el alma, y cuando dijo esto, salió del garaje
Yo: Gustav no! Por favor espera…esto no es…-pero ya no me escuchaba

Continuará...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kuky Admin
Admin


Cantidad de envíos : 1017
Edad : 30
Localización : Administrando a Tokio Hotel
Integrante Preferido : Bill Kaulitz
Canción preferida : Reden
Fecha de inscripción : 24/09/2008

MensajeTema: Re: FAN FIC therci_89 Capitulo 1- 70   Mar Nov 18, 2008 3:43 pm

WOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
todos los k as subidoooooooooo¡¡¡¡
aora toy ded estrangis en el trabajo jejejjeje
asi k me los leere al llegar a casa...
ahy k emocionante jejejejejjejeje

_________________
http://tokiohoteleras483spain.blogspot.com/






Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://tokiohoteleras483.forosactivos.net
therci_89
Con Tom


Cantidad de envíos : 120
Edad : 27
Fecha de inscripción : 09/11/2008

MensajeTema: Re: FAN FIC therci_89 Capitulo 1- 70   Mar Nov 18, 2008 4:18 pm

jajajaja siii hoy 3 creo ke he subido xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
emo_kaulitz
Loka por los Tokio


Cantidad de envíos : 18
Edad : 21
Localización : con tom en la zimmer 483
Fecha de inscripción : 16/11/2008

MensajeTema: capitulo 19   Mar Nov 18, 2008 6:33 pm

wOw

K XULAA

siguela pronto ehh


besitos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.metroflog.com/ratilla_3
Kuky Admin
Admin


Cantidad de envíos : 1017
Edad : 30
Localización : Administrando a Tokio Hotel
Integrante Preferido : Bill Kaulitz
Canción preferida : Reden
Fecha de inscripción : 24/09/2008

MensajeTema: Re: FAN FIC therci_89 Capitulo 1- 70   Mar Nov 18, 2008 10:01 pm

wowwwwwwwww madre mia como se empieza a enredarrrrrrrrrr
k pasara k pasaraaaaaaaaa

_________________
http://tokiohoteleras483spain.blogspot.com/






Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://tokiohoteleras483.forosactivos.net
Kuky Admin
Admin


Cantidad de envíos : 1017
Edad : 30
Localización : Administrando a Tokio Hotel
Integrante Preferido : Bill Kaulitz
Canción preferida : Reden
Fecha de inscripción : 24/09/2008

MensajeTema: Re: FAN FIC therci_89 Capitulo 1- 70   Mar Nov 18, 2008 10:06 pm

wowwwwwwwwwwwwww
voy a leer rapidito el otro jejejejej
deboro tu fic

_________________
http://tokiohoteleras483spain.blogspot.com/






Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://tokiohoteleras483.forosactivos.net
Kuky Admin
Admin


Cantidad de envíos : 1017
Edad : 30
Localización : Administrando a Tokio Hotel
Integrante Preferido : Bill Kaulitz
Canción preferida : Reden
Fecha de inscripción : 24/09/2008

MensajeTema: Re: FAN FIC therci_89 Capitulo 1- 70   Mar Nov 18, 2008 10:29 pm

omggggggggg

_________________
http://tokiohoteleras483spain.blogspot.com/






Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://tokiohoteleras483.forosactivos.net
Kuky Admin
Admin


Cantidad de envíos : 1017
Edad : 30
Localización : Administrando a Tokio Hotel
Integrante Preferido : Bill Kaulitz
Canción preferida : Reden
Fecha de inscripción : 24/09/2008

MensajeTema: Re: FAN FIC therci_89 Capitulo 1- 70   Mar Nov 18, 2008 10:43 pm

oooooooooo diossssssssssssssss miooooooooooooooooo
necesito el siguiente capitulo pa reponermeeeeeeeeee
jajajja madre miaaaaa aora si k se a liado
affraid affraid affraid

_________________
http://tokiohoteleras483spain.blogspot.com/






Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://tokiohoteleras483.forosactivos.net
therci_89
Con Tom


Cantidad de envíos : 120
Edad : 27
Fecha de inscripción : 09/11/2008

MensajeTema: Capítulo 20 aL Capítulo 26   Vie Nov 21, 2008 12:44 am

Capítulo 20

Gustav (Unas horas antes)


Por fin estaba de vuelta a casa, y por fin iba a reencontrarme con Alazne después de nuestra perfecta despedida. Perfecta dentro de lo amargo de las despedidas, claro. Hacía escasas horas que había llegado, sólo me había dado tiempo a comer algo y darme una buena ducha. Y ya, era la hora de ir a buscarla. Bueno no había quedado a ninguna hora con ella pero para lo que la tenía preparado ya era hora de ir a buscarla. Sí, las 8 y 30, la hora perfecta.

Ella me dijo que su madre y su tía se iban a pasar fuera el fin de semana y que estaría sola, lo que me pareció perfecto. Pero todo fue más perfecto todavía cuando mi madre me llamó para decirme que iban a tener que irse por asuntos de trabajo justo el fin de semana que yo volvía a casa, por lo que yo también estaría solo. ¿Y por qué era mejor esta opción? Porque aunque ella no tuviera a su madre y su tía en casa, cabía la posibilidad de que aparecieran de repente sus primos, mis amigos Bill y Tom. Y…bueno no sería una situación agradable, por decirlo de alguna manera. Así que en el poco tiempo que había tenido desde que he llegado a casa hasta que tenía que ir a buscar a Alazne me ha dado tiempo a encargar algo de cenar en el chino y prepararnos la cena que tanto nos merecemos. He decorado la mesa del salón: mantel, copas, servilletas de tela, velas y flores. Lo mejor de los restaurantes en mi propia casa. Lo único que sentía era que no había podido cocinar nada para ella, porque la verdad es que se me daba bastante bien. Pero ya tendremos tiempo para eso… si Dios quiere, mucho tiempo.

Así que me puse de camino a la casa de Alazne, por lo que en unos 2 o 3 minutos ya estaba allí. Llamé a la puerta, pero nadie me abría. Insistí en llamar, pero al ver que ya había pasado el tiempo en el que una persona normal tarda en abrir la puerta de su casa, opté por probar si estaba la puerta abierta. Pero tuve mala suerte. La puerta estaba cerrada con llave. No podía creer que por darla una sorpresa tuviera que acabar llamándola para saber dónde estaba y romper todo el encanto del reencuentro. Decidí, antes de tener que llamarla, dar una vuelta a la casa y, para mi alivio, vi que la puerta del salón que daba al jardín de atrás estaba medio abierta. Era mi oportunidad para poder entrar. Entonces entré, y me puse a mirar por toda la casa, incluso subí a las habitaciones, pero no había ni rastro de nadie. No me gustaba nada eso de estar en una casa ajena como si estuviera cotilleando, o algo parecido, cosa que se alejaba bastante de la realidad, por lo que salí otra vez.

Cuando ya me iba a dar por vencido e iba a llamarla al móvil para comprobar dónde estaba, se me ocurrió mirar en el garaje. No sé qué podría estar haciendo Alazne ahí, pero por probar no perdía nada. Y cuando me fui acercando a la puerta del garaje escuché una leve música. De pronto me dio un vuelco el corazón al ver intuir que estaría ahí, porque de haber sido sus primos los que estuvieran ahí la música sería bastante distinta. Ahora estaba parado en la puerta del garaje. ¿Qué haría cuando la volviera a ver de nuevo? Seguro que me quedo medio paralizado y ni siquiera atino a decirla ni una palabra. Así era yo. Pero bueno me armé de valor y dejé los nervios atrás y abrí la puerta. Estaba todo oscuro, cosa que me extrañó bastante, porque fuera lo que fuese que estuviese haciendo ahí, necesitaría luz para ver algo. Así que encendí la luz. Antes de encenderla intenté poner la mejor sonrisa que pude. Y encendí la luz.

Lo que veían mis ojos hizo que mi sonrisa desapareciera de mi rostro por completo en cuestión de una milésima de segundo.

Yo: ¿Pero qué está pasando aquí? – dije sin llegar a creer lo que estaba viendo
Alazne: ¿Gustav? – se la veía confusa, y cuando vio que el que tenía delante no era yo…
Alazne: ¿Georg? POR QUE HAS HECHO ESTO!!- y e repente se la encharcaron los ojos en sus propias lágrimas
Yo: Ya veo que me has echado de menos… - se me removió algo por dentro al descubrir la situación y no podía tampoco evitar sentirme fatal al ver la llorar, pero aún así tenía que salir de ese maldito garaje
Alazne: Gustav no! Por favor espera…esto no es…

No la dejé terminar de hablar, yo ya me había ido. No sabía qué hacer. ¿Dónde iba? Bueno, simplemente iría a casa y si acaso se dignaba a venir a verme fingiría que no había nadie en casa.
Y era tarde, estaba muy cansado del viaje, y lo que acababa de vivir me agotó aún más. Me miré al espejo antes de meterme en la cama y, sinceramente, tenía un aspecto algo lamentable. Tenía los ojos rojos, como si hubiera estado llorando sin parar, pero en verdad ni una sola lágrima había osado a salir de mis ojos. Quizás por eso estaban tan rojos, por intentar detener la avalancha de lágrimas que se iban a venir abajo de un momento a otro. Y eso pasó, cuando seguía mirándome en el espejo comencé a llorar. Pero no quise verme más en esa situación así que me metí en la cama. Pensé que no iba a poder pegar ojo pero me sorprendí cuando me quedé dormido con tanta rapidez. Debe de ser que se me juntó el cansancio con la leve llorera, lo que siempre acaba dando sueño.

Al día siguiente, me desperté bastante tarde para mis costumbres. Ese fin de semana no tendría que trabajar, me lo habían dado libre. Lo primero que hice al abrir los ojos fue mirar el móvil para ver la hora pero lo primero que vi fueron 7 llamadas perdidas de Alazne. Claro, no las había oído porque silencié el móvil antes de dormir. También tenía una llamada perdida de Tom. Era de la madrugada, pero quizás fue a esas horas cuando se acordó de que ya andaba por el pueblo y querría verme. Como era tarde le devolví la llamada, aunque estaría trabajando.


Conversación telefónica

Tom: ¿si?
Yo: Ey tío, ¿qué tal?
Tom: Gustiii! Jaja como me alegra saber de ti otra vez
Yo: Lo mismo digo, he visto tu llamada de ayer. Siento no haberlo cogido me fui a dormir y dejé el móvil silenciado
Tom: ¿te fuiste a dormir? Pensé que habrías salido con mi prima o algo parecido
Yo: No…
Tom: ¿Ha pasado algo? Venga tío se te nota en la voz- la verdad es que Tom siempre se daba cuenta de todo aunque pareciera que no
Yo: ¿Vais a salir esta noche un rato? Prefiero contarlo allí
Tom: Claro, como quieras. Pues en cuanto volvamos del trabajo te pasamos a buscar a casa, vale?
Yo: Vale, gracias. Hasta luego Tom
Tom: No hay de qué, somos colegas. Hasta luego

Fin de la conversación telefónica


Al menos cuando quedara con los hermanos tendría alguien con quien contrastar lo que había pasado y me podrían dar sus puntos de vista, que raras eran las veces que fallaban. Será por la conexión esa que tienen… a lo mejor también les han dotado de poderes sobrenaturales o vete a saber qué cosas…

Continuará...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
therci_89
Con Tom


Cantidad de envíos : 120
Edad : 27
Fecha de inscripción : 09/11/2008

MensajeTema: Capítulo 21   Vie Nov 21, 2008 12:48 am

Capítulo 21

El resto de la tarde me la pasé entre tirado en el sofá, y asomado en el patio de mi casa, viendo como empezaban a caerse las hojas de los árboles que darían a las calles ese color amarillo anaranjado que tanto me gustaba. Me encantaba esta época en la que comenzaba el frío, y por lo tanto, tenías que ir muy abrigado, con guantes, gorro, bufanda y 2 o 3 jerséis…porque encima el pueblo era muy frío en invierno, pero aún así me encantaba dar paseos por la calle acompañado del frío invierno.

Pero bueno eso era otro tema… Ahora estaba esperando a que llegaran los hermanos, aunque quedaba bastante para ello. En un momento en que estaba justo jugando un rato con la consola llamaron a la puerta. Eran Bill y Tom. Venían cargados de cervezas y pizzas así que medio sonreí al verlos pero la verdad es que no estaba para alegrías.

Tom: Vamos tío, sabemos que esto te encanta…¿tan grave es?
Bill: Si Gustav, ya me ha contado Tom así que… vamos desahógate

Y en lo que dijo esto, me agarraron cada uno de un brazo, me llevaron hasta el salón y me obligaron a sentarme en el sofá. Luego se sentaron uno a cada lado, en unas butacas individuales que teníamos también en el salón.

Tom: Toma, haber si con esto te arrancas – y me tendió una cerveza, que por supuesto acepté
Yo: Pero, ¿no íbamos a salir por ahí? Vale, es algo pronto pero tengo que prepararme y todo…
Bill (me cortó): Peeero, nos hemos enterado que estas sólo así que tendremos “fiesta” privada
Tom: Más bien gabinete psicológico, admitámoslo
Bill&Yo: jajajaja
Yo: Bueno… pues resulta que Alazne pasa de mí – dije rápidamente para quitarme el sufrimiento de confesarlo lo antes posible
Bill: ¿Cómo? ¿Puedes repetir? Es que creo que no he oído bien… - decía mirándome muy incrédulo
Yo: Sí Bill, por desgracia has oído perfectamente – dije agachando la cabeza
Tom: Explícate mejor tío…

Les comencé a contar lo que había pasado. No me interrumpieron en ningún momento, cosa muy rara sobre todo en Bill, que siempre que le contabas algo te acribillaba a preguntas que si te hubiera dejado terminar, no hubiera tenido que hacer. Pero aún así, siempre estaban ahí para ayudarme.

Bill: ¿Pero estás seguro de que ella sabía que era Georg?
Tom: Sí, por lo que dices ella estaba igual o más sorprendida que tú al ver la situación y escucharte llegar…
Yo: Ya, la verdad es que empezó a gritarle, que por qué había hecho eso… pero no me entra e la cabeza cómo no pudo darse cuenta de que ese no era yo… - dije dándole un gran sorbo a mi cerveza
Tom: Deberías saber que en esos momentos no piensas mucho… estaría pasando en lo que vendría después… -dijo arqueando las cejas
Bill: ¬¬ Tú siempre igual… pero hay que admitir que en parte lleva razón
Gustav: ¿en serio?
Bill: Sí, seguro que estaba muerta de los nervios y no sabría ni cómo reaccionar…sinceramente no creo que Georg le hubiese hecho algo así cuando estaban juntos…
Tom: Espera, ¿a qué te refieres?
Bill: Pues que si él nunca se ha portado así con ella, es muy normal que no supiera que no era Gustav, además que ese día tenía claro que al que iba a ver era a ti, tío
Yo: Ya lo sé, pero tenéis que entender mi confusión al encontrarme con ese panorama
Bill: Sinceramente pienso que alguien le ha ayudado a preparar todo eso
Yo: Martha!
Tom: Esa no sé quien es…preséntamela!
Yo: No tío! Es una compañera del curso que hice, y que por desgracia trabajará conmigo…una noche estábamos tomando algo, bebí de más y se me escapo toda la historia de Alazne, que estaría sola, que la daría una sorpresa y … dando mucha vuelta le acabé diciendo quién era su novio…y resultó que le conocía, eran amigos!!
Bill: Vale, ahí tienes la respuesta… ¿nos hacemos unas pizzas?
Tom&Yo: (cara de confusión)
Bill: Lo siento :$, es que me muero del hambre…

Nos fuimos a la cocina para meter las pizzas en el horno y echarlas un vistazo de vez en cuando para que no se quemaran. Dejamos el Gabinete psicológico de lado y me empezaron a contar lo que habían hecho en este tiempo que yo había estado ausente. La verdad es que no tenían muchas novedades…

Tom: Ah sí! Yo tuve una visita muy interesante en la tienda…-y cuando dijo eso Bill puso los ojos en blanco
Yo: A ver…suéltalo
Tom: Yessy, la amiga de mi prima, ni siquiera sabía que yo trabajaba allí. Resulta ser una fan de las guitarras igual que yo, y pasó a ojear las que vendía.


Bill: Sí pero cuéntale todo…¿no te dejas algo? – dijo dándole con el codo
Tom: ah… que me ofrecí a darla alguna clase de guitarra- y se sonrojó
Yo: Vaya, si que te ha dado fuerte con la chica nunca te había visto sonrojarte la verdad
Tom: ¿Qué? ¿Rojo yo? No digas chorradas…-decía intentando taparse la cara
Bill&Yo: jajajaja

Seguimos de bromas toda la noche…ya que estaba solo aprovecharon para quedarse a dormir, porque la verdad que después de terminar con todas las cervezas y comernos tantas pizzas, no creo que tuvieran buen cuerpo como para volver a casa. Y eso que sólo separaban nuestras casas un par de calles.

A la mañana siguiente, con toda la resaca típica de los domingos, cuando nos dignamos a levantarnos, es decir, cuando estábamos seguros de mantenernos en pie y poder tener conversaciones coherentes, nos dirigimos a beber agua (mucha agua) para la resaca.
Bill: Bueno…¿has pensado algo respecto a mi prima?
Yo: La verdad es que debería hablar con ella…pero no me veo capaz de seguir lo que comenzamos todavía…
Bill: Sólo te diré… que ella ha vivido este mes esperando el día del viernes, y que te lo pienses bien...

Continuará...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
therci_89
Con Tom


Cantidad de envíos : 120
Edad : 27
Fecha de inscripción : 09/11/2008

MensajeTema: Capítulo 22 - Capítulo 23   Vie Nov 21, 2008 12:51 am

Capítulo 22

Alazne


Ya era domingo. Habían pasado casi dos días desde que pasó lo que pasó. No había podido dejar de darle vueltas a todo. Georg, Gustav… sobre todo Georg. ¿Por qué me había hecho eso? Vale, supongo que él no tendría ni idea de que yo estaba intentando rehacer mi vida lejos de él pero ha querido “reconquistarme” en el momento más oportuno.
Me pasé el día en babia, dando vueltas por la casa como un zombi… Menos mal que no estaba mi madre sino hubiera tenido que darla explicaciones y era lo que menos me apetecía. Y, bueno, mis primos ya sabían todo lo que había pasado así que no quisieron decirme nada al respecto. La verdad es que se lo agradecía.

Ya que no había salido de casa en todo el fin de semana por la tarde me fui a dar un paseo. Y no es que fuera sin rumbo, para nada. Sabía perfectamente dónde iba a ir. No había vuelto a insistir en llamar a Gustav, la verdad es que comprendía perfectamente su enfado, pero ojalá estuviera en el parque. Ese parque al que un día se refirió como “nuestro parque”.

Llegué allí pero como mi subconsciente me estaba diciendo, no estaba. Era demasiado inteligente como para saber perfectamente que intentaría ir a hablar con él ahí, así que evitó el pasarse por allí este domingo. Me sentía mal incluso por eso. Yo no era nadie para impedirle por primera vez después de vete a saber cuanto tiempo que pudiera disfrutar de sus domingos de reflexión, como él decía, en su rincón del parque. Pero ya no había marcha atrás, nada podía hacer por lo sucedido.

Al rato de hacerme a la idea de que no estaba, sin dudarlo ni un momento saqué mi teléfono móvil.

Conversación telefónica:

X: Cariño!
Yo: Hola, ¿dónde estás? Quiero hablar contigo – le dije a Georg muy fría
Georg: parece que no te alegras de hablar conmigo…
Yo: Pues mira, has acertado. Vamos, quiero quedar contigo, y quiero que sea ahora
Georg: Tranquila, ¿eh? Quedamos en tu casa
Yo: No, mejor dime en qué hotel estás y voy yo a buscarte
Georg: De acuerdo, estoy en el Hotel Freiheit, ¿lo conoces?
Yo: Sí, voy para allá – y dicho eso colgué, ni me despedí de él. No se lo merecía


Y eso hice…la verdad es que me pillaba a la otra punta del pueblo pero me importó poco. Tenía que solucionar todo esto cuanto antes e intentar volver a la normalidad. Ya no solo con Gustav sino conmigo misma. Me iba a volver loca de tanto pensar en tantos porqués de todo.

Tuve que coger un autobús, pero tuve suerte de que me dejaba casi en la puerta del hotel. Todavía no me manejaba mucho en el transporte público, porque gracias a Dios no tuve que usarlo casi nunca. El trayecto no era muy largo, ya que el pueblo no era nada del otro mundo pero a mí se me hizo eterno. En cuanto llegué, entré al hotel y pregunte en la recepción cuál era la habitación de Georg y para mi sorpresa, me lo dijeron sin poner ninguna pega. Subí a la planta en la que estaba la habitación y llamé a la puerta.

Georg: Veo que se te ha pasado el enfado…pero vamos algo rápido… - y se me fue arrimando a la cara, pero cuando casi iba a besarme, cogí y empecé a andar para entrar a la habitación
Georg: ¿Así que con prisas eh? – dijo con su sonrisa pícara que antes me mataba
Yo: No te hagas el gracioso, ¿acaso me ves con ganas de fiesta?
Georg: No, la verdad es que no :S –dijo con toda la naturalidad que supo
Yo: Vamos, no te hagas el inocente. Sabes perfectamente a qué he venido
Georg: Sí, pero no sé qué quieres que te diga…
Yo: Empecemos por el principio… ¿por qué hiciste eso?
Georg: Pues verás…es que en este tiempo que te he tenido lejos, me he dado cuenta de lo que realmente te necesito, sólo quería demostrártelo…
Yo: ¿Y no crees que ha sido demasiado tarde? Mira, a mi te lo creas o no me ha costado trabajo olvidarte, de hecho a veces seguía pensando en ti. Me preocupaba por qué tal te iría y recordaba lo bien que estábamos juntos, pero al elegir irte ya vi todo lo que te importaba
Georg: Pero…tú me dijiste que lo entendías
Yo: ¿Qué te iba a decir sino? No soy una egoísta, sabía perfectamente que eso era importante para ti, pero también pudiste darte cuenta de lo mucho que yo te necesitaba…Creo que podrías haber compaginado las dos cosas perfectamente si hubieras querido…Pero claro ahí está la cuestión…Querer no es poder…
Georg: Pero ahora estoy arrepentido, ¿acaso no te das cuenta? Sabes que si no lo dijera de verdad no te lo estaría diciendo. No soy un mentiroso Alazne
Yo: Bueno pero el problema es que ahora ya te he olvidado por completo como pareja. Y cambiando de tema… ¿cómo supiste que estaría sola para montar todo lo que montaste?
Toda la conversación anterior había transcurrido bastante tensa. Ambos estábamos de pie, el uno frente al otro, echándonos en cara cosas del pasado. Pero al escuchar mi última pregunta se fue a sentarse en la cama y me indicó que me sentara a su lado, pero preferí sentarme en una silla que había frente a él.
Georg: Resulta que mi amiga Martha estuvo haciendo un curso para trabajar en el aeropuerto fuera de Alemania. Y en ese curso conoció a un tal Gustav… Como iban a ser compañeros de trabajo, empezaron a llevarse bien y un día este chico le dijo que estaba saliendo con una tal Alazne – y a decir eso él me miró profundamente con ojos de dolor, y a mi se me encogió el corazón- Como a ella le sonaba tu nombre, claro, le preguntó algo más y descubrió que eras tú.
Georg:Él le dijo que el fin de semana que volvía tu estarías sola y que te iba a preparar algo especial.
Yo: Vale… pero ella que tiene que ver en todo esto – yo la conocía perfectamente, nunca me había caído bien y no quería ni imaginarme por dónde me iba a salir ahora Georg
Georg: Pues ya sabes como es…ella se encaprichó de Gustav, me llamó para contarme todo lo que sabía y aproveché la información para intentar acercarme de nuevo a ti…
Yo(le corté): ….y así conseguir que tu querida amiga Martha tonteara con el que hasta el otro día iba a ser mi… “algo” y así se alejara de mi para tu poder seguir con tu idea de volver conmigo.
Él simplemente agachó la cabeza. Pude notar el arrepentimiento en la forma en que me miró después, pero lo que había hecho me dolió muchísimo y no pude quedarme callada. No ahora.
Yo: No me esperaba esto de ti Georg. Sabías que estaba intentando rehacer mi vida, después de que TÚ fuiste quien me abandono. Pero claro ahora al señorito se le ha antojado volver con la pobre desgraciada y lo único que consigue es amargarla la vida que empezaba a volver a tener algo de sentido al lado de Gustav!!
Georg: Yo… yo lo …lo siento mucho Alazne, de verdad
Yo: Eso deberías haberlo pensado antes de actuar ¿no crees?- y dicho esto me marché

Ya me había quedado a gusto soltando por mi boca todo lo que se me había pasado por la cabeza. ¿Había sido demasiado dura? No pretendía serlo, de hecho me alagaba que me siguiera queriendo. Me alagaba hasta que me confesó que sabía de sobra que estaba rehaciendo mi vida y que lo único que quería era alejarme de Gustav para volver a salirse con la suya y llevarse su premio, o sea yo. Eso era lo que siempre hacía…

Continuará...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kuky Admin
Admin


Cantidad de envíos : 1017
Edad : 30
Localización : Administrando a Tokio Hotel
Integrante Preferido : Bill Kaulitz
Canción preferida : Reden
Fecha de inscripción : 24/09/2008

MensajeTema: Re: FAN FIC therci_89 Capitulo 1- 70   Vie Nov 21, 2008 10:40 pm

ai gusti pobrechito jijijiji

_________________
http://tokiohoteleras483spain.blogspot.com/






Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://tokiohoteleras483.forosactivos.net
therci_89
Con Tom


Cantidad de envíos : 120
Edad : 27
Fecha de inscripción : 09/11/2008

MensajeTema: Capítulo 23   Sáb Nov 22, 2008 4:02 pm

Capítulo 23

Ahora que me había desahogado lo único que quería era llegar a mi casa, meterme en la cama y esperar a que llegara el día siguiente. ¿Por qué? Porque el día siguiente era lunes, lo que significaba que había clase, y si había clase, tendría que ver a Gustav y tendría alguna posibilidad de hablar con él. Aunque fuera una entre un millón. Y conociéndole no creo que me negara la oportunidad de explicarle lo que había sucedido. Era demasiado bueno como para hacer eso.

Así que en cuanto llegué a casa fui a hacer lo que me proponía pero alguien me lo impidió.

Bill: Ey prima, ¿dónde vas tan rápido?
Yo: Esto…iba a mi cuarto, ya sabes a… no sé…a…hacer algo
Bill: ¿Qué tal estás? – me dijo con una sonrisa intentando animarme
Yo: Bueno…puedes imaginártelo yo creo… -dije agachando la cabeza
Bill: Mira no debería decirte esto pero es que odio verte así. Anoche estuvimos en casa de Gustav mi hermano y yo y estuvimos hablando con él de todo. Creo que con algo de tiempo todo tiene solución.
Yo: Gracias por los ánimos Bill, pero no sé yo que pasará…
Bill: Confía en mi anda, que yo le conozco mejor que tú
Yo: Bueno eso si es verdad – alcé la mirada para mirar a mi primo y regalarle una sonrisa, que sé que eso le tranquilizaría- bueno subo a mi cuarto
Bill: Vale, pero ya sabes…a la mínima que empieces a comerte la cabeza ven a buscarme, ¿eh? – dijo señalándome con el dedo como si estuviera regañándome
Yo: Sí papá… - y antes de subir le di un abrazo – gracias por todo

Cuando llegué a mi habitación eran ya casi las 8…entre el trajín de ir a ver a Georg y todo me había pasado entretenida toda la tarde. Y menos mal, porque sino me estaría saliendo humo por las orejas de tanto pensar. Así que como era algo tarde, me entretuve haciendo algunas tareas que tenía que entregar a la profesora de alemán mañana. Al menos era mi asignatura favorita, porque sino dudo mucho que me hubiera puesto a hacer nada. En cuanto hube terminado bajé para ir a la cocina a preparar algo de cena. Además mi madre y mi tía estarían a punto de llegar y no creo que las hiciera ninguna gracia tener que andar preparando la cena recién llegadas de su viajecillo.
Allí abajo me encontré en el salón a mis primos, haciendo la maratón de películas que nos habíamos acostumbrado a hacer.

Yo: Muy bonito, habéis hecho la maratón sin mi :_( - dije poniendo pucheros, ya estaba de mejor humor después de lo que me dijo Bill
Tom: Ohhh, pobrecita… quien no baja, se lo pierde primita, es ley de vida – y nada más decir eso fui a quitarle la gorra
Yo: Ups…ahora le encuentro explicación a que lleves siempre gorra jajajaja
Bill: Alazne…CORRE!! Has tocado su lado intocable! Jajajaja
Tom: Nononono ven aquí YA! Y dame mi gorra…- dijo con tono serio
Yo: Ahhh de eso nada monada, haberme esperado para la maratón…ah! Y si quieres la gorra…antes tendrás que encontrarla – y dicho esto salí corriendo

Tom iba detrás de mí por toda la casa…él era más rápido que yo, pero como yo era más pequeña podía girar más rápido y meterme por más sitios con más facilidad. Y detrás de Tom iba Bill, que no quería perderse este numerito y que iba sin poder parar de reír. Empecé a subir las escaleras para ir a dejarle la gorra en su habitación, pero cuando fui a subirlas, se había escondido debajo de las escaleras, y al pasar por ahí me cogió. Empezó a hacerme cosquillas. Demasiadas, tantas, que acabe tirada en el suelo, revolcándome para que me dejaran. Si, en plural, porque Bill se había unido a su hermano en eso de hacerme cosquillas. Y cuando estábamos todos tirados en el suelo muertos del cansancio se abrió la puerta. Oh no! Eran nuestras madres…

Miriam: ¿Pero qué…?
Alicia: ¿…está pasando aquí? – los 3 nos miramos y nos echamos a reír
Miriam: Oh sí, que gracioso… si habéis tenido tiempo de hacer esto habréis tenido tiempo de hacer la cena
Tom: Sí… ahora íbamos a llamar para que nos trajeran unas pizzas
Alicia: Pero mira que sois vagos! No tenéis remedio… Ahora mismo a vuestro cuarto castigados – nos volvimos a mirar los 3 sin entender nada, el no hacer la cena no era nada grave…
Miriam&Alicia: jajajajaja
Alicia: Mira qué caras se les han quedado!!
Miriam: Sólo era una broma, vamos…
Yo: Ah si JA JA… me estoy muriendo de la risa

Después de que nos pillaran en mitad de la batalla de cosquillas como si fuéramos críos de 8 años, nos estuvieron contando qué tal les fue su fin de semana mientras esperábamos las pizzas.
Ellas nos preguntaron qué habíamos hecho pero nada fuera de lo normal. Me sorprendió que mi madre no me dijera si me pasaba algo, porque hace nada me había mirado al espejo y la verdad es que tenía un aspecto algo lamentable. Aunque prefería que no se diera cuenta, por otro lado me sentó algo mal que estuviera tan cegada por su viaje que ni siquiera se hubiera fijado en su propia hija. Pero sé que eso sólo lo pensaba por lo que estaba viviendo ahora, ya se me pasaría. Cuando estábamos ya demasiados cansados como para continuar contándonos cosas me fui a dormir. Necesitaba coger fuerzas para mañana.

Y, llegó el lunes. Me levanté a la misma hora de siempre, desayuné lo mismo de siempre y para mi sorpresa estaba esperándome en la puerta el mismo chico de siempre. Aquel que se había estado mes y medio haciendo un curso para tener un mejor trabajo. El mismo que a la vuelta se encontró con una situación que no hubiera querido ver por nada del mundo, en la que yo era la protagonista con otro que yo pensaba que era él. Al verle esperando donde siempre mi corazón empezó a latir más fuerte. Sería por la sorpresa de encontrármele ahí plantado cuando era lo último que me esperaba.

Yo: Ho…hola
Gustav: Hola – dijo con tono normal
Al ver que yo no contestaba a eso, el intentó sacar conversación.
Gustav: ¿Qué tal estás?
Yo: Bueno…tenemos que hablar
Gustav: Sinceramente no creo que haga falta…
Yo ¿Cómo? ¿Por qué? Pero yo… - le dije alarmada, pero no me dejó continuar...

Continuará...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
therci_89
Con Tom


Cantidad de envíos : 120
Edad : 27
Fecha de inscripción : 09/11/2008

MensajeTema: Capítulo 24 - Capítulo 25   Sáb Nov 22, 2008 4:04 pm

Capítulo 24

Me puso su dedo en la boca indicándome que no siguiera hablando, para acto seguido, cuando vio que no iba a seguir hablando, agarrarme la cara con sus manos con fuerza pero a la vez con suavidad. Nos quedamos a escasos centímetros el uno del otro. Nos mirábamos a los ojos de una manera que prácticamente estábamos hipnotizados. Hasta que él rompió el silencio.

Gustav: No quiero que me cuentes nada. Ya sé todo lo que tenía que saber. Y tampoco quiero que me preguntes cómo lo he sabido. Simplemente dejémoslo estar. Empecemos desde cero como si nada de esto hubiera sucedido.
Yo: ¿lo estás diciendo en serio? – le dije manteniendo mis ojos fijos en los suyos
Gustav: Totalmente en serio. Lo único que te pido es que me des tiempo…Cuando digo empezar desde cero me refiero a como si fuera el primer día que nos conocemos. Que todo surja cuando tenga que surgir y a su modo, ¿vale? – me dijo con su preciosa sonrisa
Yo: Va…vale…la verdad es que pensaba que me iba a resultar todo más difícil… Gra…gracias… - le dije con tartamudeo por el nerviosismo que me provocaba la situación
Gustav: No tienes por qué darlas…Smile y ahora vamos o llegaremos tarde a clase

Y eso hicimos. Nos pusimos a caminar para llegar a tiempo, porque la verdad es que en esa brevísima conversación habíamos perdido bastante tiempo debido a todos los minutos que nos quedamos en silencio, hipnotizados, dentro de nuestra burbuja, disfrutando de la “reconciliación”.

Cuando llegamos a clase, como íbamos pegados de hora, directamente nos metimos al aula donde teníamos que ir. Nos sentamos juntos como siempre. Todo volvía a ser tan bonito como antes. Todo volvía a tener aquella “magia”.

Esa fue la manera más simple que jamás ha tenido alguien de alegrarme el día. Simplemente por dejar de lado algo pasado. Sinceramente, me esperaba una reacción peor, que no me hablara o que ni siquiera quisiera mirarme, pero el que haya reaccionado así dice mucho de él. Ahora estoy 100% segura de haberme fijado en el chico correcto por primera vez y espero no decepcionarme.

La mañana pasó y por fin llegó la clase de alemán. Como hoy tenía buenas noticias que darle a Yessy me moría de ganas de que llegara esa clase.

Yessy: Que alegre te veo :S
Yo: Es que tengo noticias frescas ^^
Yessy: Cuentaaa ya!!
Yo: Verás…resulta que esta mañana salgo de mi casa y me encuentro a…-no me dejo seguir ¬¬
Yessy: Gustav!-dijo demasiado alto- nono no puede ser!
Profesora: Por favor señoritas…estamos en clase…
Yessy&Yo: Entschuldigung Sad (Perdón)
Yo: No seas escandalosa Yessy… bueno pues sí ahí estaba…y me ha dicho que no quería saber ninguna explicación de nada, que olvidemos todo y empecemos desde cero como si no nos conociéramos Smile
Yessy: Pero qué suerte has tenido cap*lla…¿algo más?
Yo: Nada hemos estado en clase como siempre… pero es que todo eso me lo dijo agarrándome la cara y a escasos centímetros de mí…
Yessy: Bueno… esto me huele muuuy bien amiga Alazne, y no me hace falta tener bola de cristal ni consultar astrólogos para saberlo Wink
Yo: Esperemos que lleves razón. Pero una cosa te digo, estoy dispuesta a ir todo lo despacio que sea con tal de que sigamos lo que dejamos a medias en la granja…:$
Yessy: Alazne:O tú diciendo eso?! –y consiguió que me sonrojara
Yo: Ya vale Yessy… no digo nunca cosas así porque si las digo mira lo que haces… ¬¬”

Al final, hice que me indignaba con ella y seguimos atendiendo a la clase, que hoy estaba muy interesante. Hoy tocaba vocabulario relacionado con el amor. ¿Sería el destino? No sé pero el caso es que fue una pena que no empezáramos a prestar atención antes porque realmente estábamos aprendiendo frases realmente útiles. Y también siempre estaba el típico gracioso que quería saber “ciertas cosas” y nos animaba la clase un poco más.
Cuando terminó la clase ahí estaba Gustav en el hall, donde siempre nos esperaba, dispuesto a emprender el camino de vuelta a casa.

Yessy: Hombre Gustavin, dichosos los ojos – le dijo dándole dos besos
Gustav: Lo mismo digo Yessy Smile
Yo: Oye Yessy, te apetece venir a mi casa esta tarde…así preparamos las tareas de alemán y nos entretenemos un rato
Yessy: Nunca se te ha podido ocurrir idea mejor chica Wink
Vi como Gustav estaba mirando hacia otro lado…
Yo: Gustav, a ti no te he dicho nada porque ya sabes que mi casa es tu casa, tanto por parte de mis primos como por la mía, puedes ir siempre que quieras, ya tienes confianza
Gustav: Vale, pensaba que me ibas a dejar excluido en vuestros planes
Yessy: Eso nunca, ya lo sabes… además ¿con quién ibas a estar mejor que con nosotras eh?
Todos: jajajaja
Yo: Además esta tarde no trabaja mi primo Tom, así que tendrás también acompañante masculino…
Gustav: Vaya, yo que me había hecho a la idea de estar con dos mujeres…
Yessy: Oye…quien te ha dicho que no…

Cuando dijo eso, la di un codazo y la eché una mirada de esas que llevan a su vez parte divertida y a su vez parte de rabia. ¿Cómo le había soltado semejante burrada? Bueno, menos mal que ya empezaba a conocerla y estaba curada de espanto. Además…si las dos fuéramos igual nada sería tan divertido.

Continuará...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
therci_89
Con Tom


Cantidad de envíos : 120
Edad : 27
Fecha de inscripción : 09/11/2008

MensajeTema: Capítulo 25   Sáb Nov 22, 2008 4:07 pm

Capítulo 25

Yessy


Después de salir de clase fui todo lo rápido que pude a casa, comí, e hice el resto de tareas que deberíamos entregar al día siguiente. Todas menos las de alemán, que para eso me había invitado Alazne a su casa. Además, para qué negarlo, me moría de ganas de ir y no precisamente por hacer deberes… Podría volver a ver a su maravilloso primo, Tom. No sé qué tenía pero la verdad es que me despertaba demasiada curiosidad. Quería comprobar por mi misma si es verdad eso de que es un mujeriego. Después de todo, las veces que nos habíamos visto habíamos congeniado bastante bien e incluso se ofreció a darme clases de guitarra. Pero yo no quería ese tipo de clases, aunque para comenzar… sería buena forma de ir calentando motores y tener más confianza. Sí, definitivamente esta tarde le diría que quería que fuera mi profesor particular.

Y como tenía tantas ganas de llegar a casa de Alazne…en cuanto terminé todo lo que tenía que hacer me fui a coger el bus que me dejaba cerca de su casa. Y la verdad es que llegue bastante antes de la hora a la que habíamos quedado. Esa era mi intención, poder estar el mayor tiempo posible con mi fichaje.

Ding, dong…Y pude oír unos pasos acelerados que venían hacia la puerta.

Yo: Hola :$
Tom: Vaya, vaya… que buena visita tenemos hoy
Yo: Esto… había quedado con tu prima, ¿no está? – le dije algo nerviosa
Tom: Sí, claro. Pasa, y sígueme que te llevo hasta su habitación… - y me guiñó el ojo

Una vez que me dejó en la puerta de la habitación llamé y abrí despacio, esperando no molestarla en lo que fuera que estuviera haciendo.

Alazne: Hombre, ¿qué haces aquí tan pronto? –dijo bastante sorprendida
Yo: Es que ya terminé de hacer todo en casa y me aburría… espero que no te importe
Alazne: Anda no digas tonterías… yo también justo he terminado todo, así que me viene bien que hayas venido Smile
Yo: Si quieres podemos terminar lo primero lo de alemán, así cuando llegue Gustav podemos estar todos juntos y no estar marginadas haciendo deberes…¿te parece? Wink
Alazne: No has podido tener mejor idea…

Y eso hicimos. Sacamos nuestros libros…”Zimmer frei” se llaman, y comenzamos a rellenar los ejercicios que nos habían mandado. La verdad es que no era tan complicado como pintaba, aunque también hay que admitir que a las dos nos interesaba bastante el alemán y quizás por eso, al prestar más atención y gustarnos más, se nos hacía más fácil.

Alazne: Alehop, ya lo hemos terminado… somos unas máquinas del alemán ^^
Yo: jajaja ¿Hoy toca tarde graciosa? Entonces creo que no tendrá desperdicio haber venido xD
Alazne: ¬¬” qué graciosa aquí la amiga… pero mira te iba a decir algo…esto… ¿al final qué pasa con mi primo? – que directa era cuando quería la tía
Yo: Pues…te voy a ser sincera, porque ya me vas conociendo…
Alazne: Sí, por suerte o por desgracia si ^^
Yo: Pues, yo pretendía pasar “buenos momentos” con tu primo, ya me entiendes. Pero es que no sé qué me pasa con él… antes de venir aquí estaba pensando en que hoy sería buena oportunidad para ir allanando terreno, pero es que luego a nada que me habla me pongo nerviosa, o me trabó y no atinó casi ni a hablar…
Alazne: Interesante… jaja Yo creo que eso tiene nombre y que tú también lo sabes y por eso estás tan preocupada
Yo: Ya…la verdad es que no lo quiero ni pensar, nunca me había pasado esto con ningún chico
Alazne: Bueno anda, vamos para abajo que han llamado a la puerta y será Gustav Smile
Yo: Mírala, como la ha cambiado la cara…
Alazne: Shhh calla, que te van a oír :$

Al decir eso, ya estábamos saliendo de la habitación de Alazne, y como está justo enfrente de las escaleras, y enfrente de las escaleras en el piso de abajo estaba la puerta, pudimos comprobar que, efectivamente era Gustav. Miró para arriba y nos saludó con la mano, aunque pude ver que dedicó una mirada más especial para Alazne.

Tom: Bueno…por ahí vienen las que faltaban, ¿No nos vais a dejar un momento de tíos nunca o qué? – dijo yendo hacia el salón
Alazne: Vamos primito ¿con quien vas a estar mejor acompañado que con nosotras?
Tom: Ahí llevas razón…- y cuando dijo eso justo le estaba mirando y vi como jugó con su piercing mientras me miraba
Gustav: Bueno… y qué plan tenemos para hoy…
Yo: Eso que lo decidan los anfitriones ¿ no?
Tom: Encima que me invadís la casa, me agobiáis mi única tarde libre…¿pretendéis hacerme pensar? Creo que no…
Alazne: Claro, ya sabemos que pensar no es tu fuerte…o al menos con la cabeza
Todos: jajajaja
Tom: Venga lista… tengo una idea, streap-poker ^^
Alazne: Vale, yo no sé jugar al poker…
Gustav: Podemos jugar a… burro, y quien pierda cada ronda paga prenda
Todos: Vale!
Alazne: Tom…¿no vendrán nuestras madres en plena partida?
Tom: No, tranquila….hoy se iban de cena con sus novios así que volverán tarde
Yo: Qué suerte…siempre tenéis la casa para vosotros solos…
Tom: Bueno… yo siempre busco alguien queme quiera hacer compañía… - y noté como un ligero rubor inundó mis mejillas


Continuará...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: FAN FIC therci_89 Capitulo 1- 70   Hoy a las 3:21 am

Volver arriba Ir abajo
 
FAN FIC therci_89 Capitulo 1- 70
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 6.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
 Temas similares
-
» {···La felicidad Después De La Muerte···} --->(joe y tu) HOT... capitulo 3 parte 2 pagina 6 esrito 1/5/10
» EL ULTIMO CAPITULO DE JONAS L.A.
» CRUZANDO LAS FRONTERAS. CAPITULO NUEVO
» J.O.N.A.S . Slice of Life capitulo 3 (sub.español)
» 11 de marzo - novela de 1 solo capitulo - LEANLA , SOLO ES UN CAPITULO ....

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
TokioHoteler@s :: OFF TOPICS :: FanFic-
Cambiar a: